Por fin la izquierda se atrevió a pasar la encrucijada

Escrito por  Margarita Aguinaga

Cuando se analizaba el 30 de septiembre y los saldos en ese momento, ya se indicaba que existía una derechización del gobierno, una aproximación al Partido Social Cristiano, una elección por las Fuerza Armadas, contradicciones internas en Alianza País y otros posibles desmembramientos y una inicial crisis política dentro del gobierno, no solo dentro de Alianza País y por ello, se afirmaba el alejamiento bastante definitivo de Correa de las organizaciones de izquierda y movimientos sociales.Todo esto se ha expresado en la coyuntura de mayo 2001.

1.- Los resultados estrechos entre el SI y del NO[1] tiene una singular y muy peculiar relación con la lejanía del Gobierno de Rafael Correa con los movimientos sociales y de su ruptura con ciertas organizaciones que inicialmente hicieron, sin entrar a Alianza País un pacto para iniciar el proceso de transición democrática para salir del Modelo Neoliberal. Parte de la base social tiene un profundo descontento con el gobierno y se ha ido incluso de la relación con Alianza País.

 

Pero también esta votación expresa que la cercanía del gobierno con la derecha no era un invento de la izquierda sino un proceso real en curso. Sus compromisos crecientes con expresiones de la burguesía evidentemente lo han alejado de la posibilidad de construir una alternativa socialista con las organizaciones sociales.

Y las organizaciones sociales, frente a la consulta han tenido que asumir la encrucijada política. Votar por el Si implicada respaldar de forma ciega esta derechización a nombre de que no crezca el voto de la derecha neoliberal, así como votar NO implicaba, que el campo de la derecha de fortaleciera y de delimitara de alguna forma al gobierno.

Sin embargo el saldo muestra que fue acertada la decisión de haber asumido la tesis del NO frente al gobierno y haber pasado a la oposición a Rafael Correa, es que la propuesta de la izquierda ha logrado visualizarse y empezar asumirse de manera autónoma y empezar a enfrentar sus condiciones de debilitamiento y división de quién está y no con el gobierno actual.

Ha sido un paso por una encrucijada de manera más colectiva que individualista y eso es vital para las perspectivas políticas dada las condiciones en que queda el país luego de la consulta. Cada vez se han ido aclarando en esa contradicción, ese es el un saldo favorable de la coyuntura, en gran parte a ello se debe el crecimiento del NO, entremezclado con descontento, rechazo al alto costo de la vida, cuestionamiento al no cumplimiento del gobierno de los acuerdos democráticos entre ellos la aplicación de la Constitución del 2008.

Sin embargo, las derechas están al acecho, con crisis políticas internas y desunidos, cada vez se aproximan en sus intereses.

2.- Es evidente que el crecimiento de la derecha en el país es responsabilidad del Gobierno, no de la izquierda. Su alejamiento de un proyecto democrático popular ha traído como consecuencia los resultados de la consulta popular en que hay situaciones preocupantes y también aspectos esperanzadores.

Y existe un si del gobierno, pero un no de derecha y otro de izquierda y ello no hay que olvidar. No se trata de estar en contra del gobierno para defender las tesis de otra derecha. La posición de la izquierda debe mantener una independencia total con todos los rostros de la derecha.

3.- El Si muestra que el gobierno cuenta con una base de apoyo y un proceso de representación política y legitimidad real y constante, junto con el poder del Estado y el respaldo de las FA y de los grupos de poder emergentes y mantiene agrados con la vieja oligarquía. Ello ha vuelto a operar en la consulta popular. Es decir no es un gobierno en ese sentido débil. Al contrario es un gobierno con fortalezas de clase capaces de llevar sus transformaciones. Es un gobierno con legitimidad para llevar adelante las reformas estructurales que necesita la burguesía

La derechización evidente del Gobierno de Correa se ha asentado en El voto en Guayas y la Costa. Es evidente que la política del gobierno ha sido muy fuerte en estos sectores, pero también es evidente que el debilitamiento de las contradicciones entre la derecha social cristiana y el gobierno se ha reducido. El escenario de la Costa es muy preocupante, porque muestra lo que puede ocurrir si el gobierno finalmente sella su alianza con la derecha, pero como posibilidad nacional, no solo en la Costa. La Costa evidencia el laboratorio de una alianza que podría ganar fuerza a nivel nacional y una configuración de fuerza reaccionaria que muestra justamente la derechización del gobierno.

Este es un gobierno cada vez más conveniente para la derecha y la burguesía de este país, por dos razones:

3.1.- Pactos por la conducción del país, la debilidad política de Alianza País, no es solo el no poder hacer acuerdos y alianzas dentro de la Asamblea Nacional. Que si bien es cierto dentro de Alianza País los sectores progresistas se han ido o han sido expulsados en esas contradicciones también es cierto, sin embargo, la fortaleza y crisis política que tiene el gobierno denota esta contradicción, un camino abierto en que la burguesía ha ido asumiendo el mando de la conducción del país con expresiones de una burguesía que se ancla en el capital productivo, el Estado, las políticas sociales clientelares y asistenciales, una base social desorganizada y organizada bajo condición de subordinación política y las tesis neo-desarrollistas cepalinas, En resumen “revolución ciudadana” ha significado el avance del “capitalismo más humano”.

Sería un error mirar los resultados de la Consulta Popular, sea que gane el estrecho margen que va a ganar con el margen que fuera, sin esta condición de disputa central, la conducción del país.

3.2.- La burguesía del país, la oligárquica y la “emergente, ha ido consolidando un acuerdo, el capitalismo como objetivo común, eso expresa el S y el silencio de Nebot en casi toda la campaña y la presencia del Noboa, que si bien se ha presentado por el NO, es evidente su acuerdo con el modelo de la revolución ciudadana, pero también las rencillas interburguesas por quien dirige el proceso, ó sea por la conducción del modelo, así como por las afectaciones del capital financiero son parte de las molestias internas. Solo que también esto hay que enmarcarlo dentro del análisis, porque coloca el espacio del Estado como el lugar político y de acuerdos interburgueses pero también de las disputas y el conflicto, porque es el mismo Estado la base de formula que los ensaya en nuevos acuerdos para salir del neoliberalismo hacia otro programa capitalista, dado el nivel de poder que el Estado ha ido asumiendo no es cualquier paquete.

La debilidad política que tiene el gobierno ahora, es el límite propio de asumir el proyecto neo-desarrollista sin las organizaciones sociales, pero también su propio límite, no tener aún todas las condiciones “políticas” para llevar a cabo esa conducción, sin embargo, sus elecciones también advierten posibilidades, sino es con el pueblo, será en un pacto cada vez mayor con las FFAA. Y ahora la presencia de una izquierda radical.

4.-Con los resultados de la consulta es previsible que las contradicciones interburguesas se van a ahondar a nivel económico y político, dado que hay un escenario electoral.

No hay que olvidar que hay mucho en disputa, pero también las tensiones entre las fracciones que representan el neoliberalismo y las del neo-desarrollismo tienen un conflicto central y es quien dirige el país y para ello necesitan tener la mayor presencia posible en las representaciones que permiten las elecciones.

La presencia de la derecha en el SI y en NO, es evidente, se han jugado a los dos lados y a todos los lados, con tal de recuperar o de fortalecer su presencia en la Conducción del modelo, del Estado y del país.

No se puede tampoco negar que ha menguado en algo la representación política del gobierno y la del mismo Correa, pero ser triunfalistas ayuda en nada, porque el campo general de la Derecha se ha fortalecido, en cuanto campo de acción y existencia política, la que está dentro y la que está fuera. Es algo que la izquierda no puede desestimar.

5.- El Si de Correa representa la legitimidad con menor apoyo de la población, hacia un modelo y un asumir la conducción del país, que no porque haya dado marcha a Reformas del Estado, no porque ahora el Estado responda a retomar el poder estatal y del modelo productivista, etc. la intención sea un cambio a nivel del ámbito productivo o del ámbito de las finanzas públicas o de la base social. La disputa actual es la dirección política, basada en un nacionalismo populista y lo que se viene tal como se ha anunciado, son las leyes económicas: IESS, minería, explotación recursos naturaleza, reforma Tributaria, incremento de impuestos.

Para Alianza País si está en disputa el gobierno actual, pero también está en disputa la concreción del modelo de reforma capitalista y a su vez, la orientación que este tendría.

Por ello, el No de la izquierda tiene un significado tan vital, en relación al Si propuesto por el gobierno, el no de la derecha.

6.- El NO de izquierda, es un no popular, es un NO en zonas donde el movimiento indígena tiene su fuerza de base, son zonas en donde las mujeres mayoritariamente han expresado un descontento con las políticas del gobierno y a demás donde ha habido conflictos como los de la minería, y los recursos naturaleza, por decir, mujeres de la amazonía en Defensa de la Pachamama, es la expresión de la lucha por el agua, por la tierra, en contra del autoritarismo y la criminalización de la protesta social.

Por ello, es que el NO de izquierda propuesto por la articulación de izquierda, en medio de la dispersión y de la falta de conducción es muy importante y una preocupación para el gobierno. Esta es la primera vez desde que está el gobierno de Correa, en que la izquierda puede juntarse en medio de sus conflictos e intereses y asumir una posición unificada frente al gobierno. El NO permitió retomar procesos de reagrupamiento. Es la primera vez que puede actuar más allá de sus particularidades, pero también es cierto que lo que ha posibilitado esta junta es la autonomía e independencia que se ha ido construyendo de cara al gobierno, por un lado las luchas por el agua, por las leyes, la lucha por las demandas sociales, la luchas antimineras, las luchas que cuestionan el autoritarismo y la falta de participación del gobierno y la lucha por diferenciarse de todas las derechas ha sido vital. Se ha mostrado con sus propias demandas y eso es importante.

Aunque también existe una confusión ideológica en la población que no logra aun diferenciar con claridad los discursos de “izquierda del gobierno” y de los discursos de la “derecha en contra del gobierno. Esta vez ha sido posible mostrar con más claridad esta diferencia de las tesis de la derecha, por decir, se han colocado debates estratégicos como el tema del modelo, la desigualdad, la falta de participación, la criminalización de la protesta, el incumplimiento de las demandas democráticas de la constitución, la derechización del gobierno y el alejamiento de las organizaciones populares, la exclusión de las decisiones en torno a las leyes. Sin embargo, esta sigue siendo la debilidad de la izquierda, porque se ha avanzado con el NO, pero no es suficiente, mucha gente también ha votado por la oposición levantada por la derecha expresada en Lucio Gutiérrez, Alvaro Noboa y otros que buscan detrás de esto apropiarse del NO.

Esto ha ido acompañado del “descontento y el sentimiento de la gente frente al gobierno”, es que la gente no es tonta como quiere hacer ver Correa o necesitada de un paternalismo absurdo. Por decir las mujeres sienten que un bono de 30 dólares está bien, ayuda, pero a la vez ya ni eso alcanza para comprar el arroz y parar el alto costo de la vida, la gente se da cuenta poco a poco de las promesas del gobierno con un encanto mentiroso.

7.-Existen posibilidades para la izquierda, en medio de un crecimiento de la derecha. Es emergente que la izquierda se pronuncie consolidando de manera conjunta el NO, es preciso que manifieste una sola posición de todas las organizaciones populares y de izquierda que impulsaron el NO, sin que ello niegue los pronunciamientos particulares es importante una pronunciamiento por el NO de las organizaciones que ha impulsado esta otra campaña y consolide su articulación en torno a los temas de fondo por lo que llamo a votar por el NO.

Los resultados de ésta consulta permiten quitar los falsos discursos y las cortinas de humo, que el gobierno las va a seguir colocando, pues entonces dado el momento particular de cambios estructurales y dado que el gobierno no termina de concretar su proyecto, lo que hay que disputar, es el poder. En esas perspectiva el planteamiento de demandas estratégicas y de demandas más prontas.

Si hubiera un empate técnico en alguna pregunta, aún más pondrán más complicado el escenario político, que el empate técnico por ahora es en las preguntas 4 y 9 eran claves para el gobierno, porque eran los recambios a nivel del poder judicial y el control sobre los medios y tal vez podrían subir.

Siguiendo con las prontas de la disputa para las organizaciones sociales, movimientos sociales y políticos:

-La eliminación de la pobreza, de la desigualdad, el acceso a condiciones de vida dignas, en acceso a la estabilidad macroeconómica, y los beneficios del estado, realmente debe ir para la gente, no se trata de dadivas, se tratar de luchar por políticas sociales reales en que las población se vea realmente beneficiada, no un bono sino políticas que permitan que la gente tenga un verdadero acceso salud, educación, vivienda, etc. LA pobreza en nuestro país es real, y la gente necesita ingresos, salarios, y lo que es justo como política social, como seguro social y etc. para existir dignamente. Eso no es pelear una dadiva, eso no es hacerse cómplice del neo-desarrollismo, hay que pelear esas demandas sociales porque sean justas y para toda la sociedad. No tenemos por qué permitir que la plata sea invertida en los sectores monopólícos del país. La política social como derecho y como digno acceso es parte de lo que expresa en descontento de la gente que ha votado por el NO.

El debate y el posiciona miento urgente por los demandas programáticas de largo plazo que cambien este modelo hacia uno de verdad de transición al socialismos es urgente. Que movilicen al pueblo de cara al gobierno. Que muestren que es posible dar saltos hacia otra forma de vida sin tener porque siempre pasar por un modelo de reforma capitalista.

La movilización por las demandas sociales necesitan una lucha reflexiva profunda sobre como provocamos un avance de la economía comunitaria, de la economía social y solidaria, de las finanzas populares y solidarias, no solo como sectores de la economía reconocidos sino como verdaderas propuestas de economía alternativa y de nación.

El buen vivir, es solo una consigna del gobiernos para llevarnos hacia la nueva forma de relación que es más trabajo junto a un seguro social y alguna política social, que justifique la inversión en los sectores pudientes de la economía. Es preciso presentar alternativas al modelo de desarrollo propuesto por Correa.

El pueblo deberá sentir desengañado por Correa y ver que él traiciono y falló y que no es de izquierda, pero también deberá sentir la confianza que hay sectores que no se han desanimado, solo que comprendían que Correa era posible hasta un punto y que fuera de ello, había que seguir sonado y luchando otra alternativa de manera autónoma.

Hay algo a lo que Correa le teme, y es la autonomía de las organizaciones, cuando dice que son “cuatro izquierdistas infantiles y románticos”, se equivoca, cuando esta coyuntura muestra que en el Ecuador existe una izquierda social y política por fuera del gobierno de Alianza País, debilitada y que necesita renovarse pero que a la vez no ha desparecido y que puede enfrentar al gobierno. No es cierto que la izquierda se fue con Correa. Lo cierto es que la izquierda apoyo a Correa y una parte se fue orgánicamente con él, pero la gran mayoría está afuera de Alianza País y del gobierno. Entonces hay desde donde luchar.

El Voto de las mujeres, como señalan los datos parciales oficiales, las mujeres son las que mayoritariamente votan por el NO. No solo porque representan la mayoría de la población entre hombres y mujeres, sino que hay varios aspectos por los cuales las mujeres han votado por el No y por el Si, de esta forma tan polarizada. En el caso del Si, las mujeres han sido “beneficiarias”de ciertas políticas sociales del gobierno, a través de los bonos y por medio de ciertas ofertas en cuanto a salud, educación, etc., que ha aliviado la situación de extrema pobreza. No hay que olvidar que en los datos estadísticos, en nuestro país, los más parias y que fueron afectados de manera dramática por el neoliberalismo fueron mujeres e indígenas. De hecho también hay un sector del movimiento feminista ecuatoriano: Mujeres Luchando por la Vida que están involucradas en el gobierno, que han llamado a votar por el Si. Esta esperanza porque el gobierno pueda ayudarlas a cambiar y mejorara sus condiciones de vida está presente, así como hay esperanza por un cambio ofrecido.

También estás las mujeres que se han identificado con la derecha, sobre todo las mujeres de los sectores medios que coincide con el crecimiento del voto de la clase media en gran medida arribista y conservadora, que no es la clase media en su versión forajida sino en su versión derechosa.

Pero las mujeres que han votado por el NO[2], también tiene claros rostros de desgaste y su mayor inquietud es el alto costo de la vida, y el descontento porque los ofrecimientos del gobierno se han traducido solo a ciertos sectores de quintiles más pobres. Así como la presencia de organizaciones de mujeres feministas populares que han hecho un trabajo consiente de las organizaciones de mujeres y propiciaron reflexiones en torno a la Consulta y sus límites. Las mujeres se quejaban de que no entendían las preguntas, todas incluso las que han tenido acceso a educación formal. Las preguntas eran casi imposibles de entender, pero también, luego de la explicación las mujeres ha evide3nciado las contradicciones del gobierno. En las organizaciones de mujeres Asamblea de Mujeres Populares y Diversas, Movimiento Luna Creciente, Plaforma de los Derechos Humanos y otras organizaciones de mujeres dentro de organizaciones mixtas, en las que hay nexos no solo con organizaciones feministas sino con organizaciones indígenas, campesinas y populares, esta influencia ha sido vital. Hay NO consciente, popular y feminista en esta lucha.

El no de la izquierda muestra este avance y estos límites.

8.- El SI y el NO, están cruzados por una demanda electoral, el gobierno necesita volver a ganar. Y El NO necesita tener presencia electoral. Es decir que el tema electoral ya se ha puesto en escena antes mismo de haberse terminado esta coyuntura, por ello, hay que pensar cómo lograr enfrentar las futuras elecciones y también este escenario es importante.

Es importantísimo el espacio del encuentro social y político y es importante el encuentro de la izquierda también a nivel electoral. Hay que tomar en cuenta estos dos elementos que se han abierto tras el NO. Un desafío del encuentro de las demandas sociales y políticas más allá de los temas particulares y la demanda de la participación electoral. Sería importante no cerrar ni reducirlo el uno en el otro, sino dimensionarlos y ampliarlos, pero también es cierto que las estructuras políticas de la izquierda necesitan reubicar sus mandatos, subordinarse al mandato del pueblo y de las organizaciones sociales. Tanto la franja electoral como la franja social y política necesita reformular estrategias y acciones políticas, y convertir los encuentros políticos en verdaderos espacios de ensayo de propuestas para otra nación, no solo en espacios de poder coyuntural y para fines electorales.

Será un año muy complejo hasta llegar a las elecciones, porque el gobierno va a tratar de llevar su proyecto político y para ello necesitará aplicar la fuerza, pero también el clientelismo y la política social populista y los ofrecimientos, porque hay plata en el Estado, pero a la vez el gobierno tiene que ganar las elecciones y ello implicará mediaciones “con discursos de izquierda y cooptación de la base social” muy agresiva. Pero también el gobierno deberá ver como enfrenta las contradicciones interburguesas, porque la presencia de la otra derecha está en escenario y también el si y el No la han fortalecido, le han permitido en casos reflotar y en otras asumir nuevamente posibilidades políticas para recomponer sus liderazgo. Sin embargo el gobierno aún tiene la fuerza sobre todos los actores del NO y ello no hay que olvidar y además el aparto del Estado para hacer de cierta forma su voluntad. No hay que olvidar que las últimas elecciones Alianza País ganó en varias provincias en alianza con ciertos sectores del Partido Social Cristiano y DP y PSP

Los movimientos sociales necesita mucha claridad y encuentro político para enfrenta a estas diversas versiones de la derecha. Por ello solo pensar que el debate estratégico o el electoral o de la demanda social por separado, nos debilita y nos hace perder el objetivo real. Se necesita juntar todas nuestras luchas, todo el reconocimiento social más amplio posible, una capacidad de pluralidad y radicalidad tal, que reconozca en las actuales condiciones a todos los aliados potenciales para construir propuesta alternativa que no esté mediada por Rafael Correa ni la propuesta de Revolución Ciudadana. Hay claridad de que es conveniente que este gobierno siga estando, sin embargo, construir una expresión autónoma del gobierno debe permitir replantearse dar un salto del neo-desarrollismo hacia un proceso de verdadera transición a otra sociedad. Las propuestas del campo popular necesitan ser retomadas, aquellas como las del Estado plurinacional y otras, es vital re-analizarlas en torno a las condiciones actuales.

Si bien potencian los espacios de ensayo y de encuentro más afin, también la izquierda deberá sortear los encuentros múltiples en que la gente organizada, pero sobre toda aquella que esté en conformación encuentre en la lucha social un espacio en que pueda proponer y llevar a cabo sus demandas.

Nuevos pensadores y pensadores por la emancipación de los pueblos. Pareciera que toda la intelectualidad se ha ido con alianza País, y en parte fue así, pero en gran medida no es cierto. La intelectualidad está que nace otra vez, así como hay una presencia de dirigentes en las organizaciones sociales, indígenas, mujeres, campesinos, jóvenes, etc. También existe una intelectualidad que nace de las propias organizaciones, esas presencia ahora son vitales y lo más importante es van naciendo con una identidad política importante, ideas lucidas que surgen tratando de juntar diversas teorías pensándolas desde la comunidad desde los colectivos urbanos desde las asambleas de mujeres, desde los espacios de poder. Allí hay un eje sustancial que hay que potencia para revestir de inteligencia la lucha política, allí hay colores de esperanza, porque es posible represar desde abajo la nación. Allí hay una intelectualidad generosa, fresca y vida, que necesita desplegar sus alas y permitirnos pluralizar y ampliar el pensamiento emancipatorio como una posibilidad para todo el mundo, no solo para una capa política que tiene la claridad de los cambios y que rebasa la existencia en uno u otro movimiento. No es una intelectualidad presa de la academia, aunque haya pasado y se sirva de la academia, es una intelectualidad que puede ayudar a romper la entrañas del capitalismo y del patriarcado desde adentro, que dialoga con las y los pensadores de antes y que trata de encontrar su propio espacio. Si algo precioso tiene este momento, es la oportunidad de dar un salto cualitativo a nivel cultural y política y construir una subjetividad libertaria que puede reconocer en la lucha por la vida, formas de lucha que necesitamos para salir de esta situación.

La mente debe estar abierta a todas, TODAS las demandas particulares, no solo porque el enemigo se ha ensanchado sino porque si queremos cambiar el país nos necesitamos a todos del lado de la izquierda y eso no se hace a tarimazos o solo por medio de votos, eso se hace con la movilización y la sensibilidad de entender el momento y estará cerca de las gente y sus demandas. La percepción de los cambios estructurales conjuntamente con la apertura a la lucha y construcción de una representación política múltiple diversas con claridad como oposición al gobierno y la posibilidad de avanzar hacia frente comunes de lucha, propuesta y enfrentamiento al gobierno realmente nos puede posibilitar pasar de este momento de reforma capitalista a otra que de verdad muestre que la izquierda ecuatoriana está en condiciones de asumir la conducción del país y las grandes transformaciones.

Por fin la izquierda se atrevió a pasar la encrucijada, esperemos que logre abrir un proceso de articulación política permanente y de esperanza a más largo tiempo.


[1] con 39,10% de las actas escrutadas:Referendo
Pregunta 1: Caducidad de la prisión preventiva: Sí: 49, 21%; No: 40, 44%
Pregunta 2: Medidas sustitutivas a la prisión preventiva: Sí: 46,99%; No: 42,39%
Pregunta 3: Prohibiciones banca y medios: Sí: 45,98%; No: 43,42%
Pregunta 4: Consejo de Judicatura de Transición: Sí: 44,86%; No: 44,15%
Pregunta 5: Cambio Composición del Consejo de la Judicatura Sí: 45,40%;No: 43,55%
Pregunta 6: Enriquecimiento ilícito privado no justificado; Sí: 45,48%, No: 42,12%
Pregunta 7: Prohibición de casinos y salas de juego:Sí: 45,04%; No: 42;79
Pregunta 8: Prohibición de espectáculos con muerte del animal
El resultado de esta pregunta no es nacional, porque se refiere a la jurisdicción cantonal.
Pregunta 9: Consejo de Regulación de contenidos de los medios: Sí: 43,84%; No 43,55%
Pregunta 10: La no afiliación al IESS como infracción penal: Sí: 46,67%; No: 40,97%
[2] Ver: Consejo Nacional Electoral app2.cne.gob.ec

FUENTE: Fundación Rosa Luxemburg, países andinos, 17 de mayo, 2011

Print/Imprimir